Guión gráfico

La otra mitad

Nota: El guión del cómic que van a leer está basado en un sueño que tuve. El sueño fue bastante corto, pero muy profundo. Lo curioso es que no fue un sueño con imágenes sino con palabras que salían sobre un fondo oscuro. Por eso pensé que crear imágenes para representarlo me ayudaría a comprenderlo. Lo que van a ver a continuación  es exactamente el formato y el tipo de letra de mi sueño. ¡Nunca había tenido un sueño con título!

 

La otra mitad

La casa tenía una media ventana,

Una media puerta

Una media sala

Una media lámpara

Una media cocina.

Un medio baño

 con una media ducha.

Una media habitación

 en cuya media cama medio dormía un medio hombre.

Y en la media gaveta

De su media mesita de media noche

el medio hombre guardaba

un medio portaretrato

con la foto de la otra mitad del mundo.

 

Guión gráfico del cómic La otra mitad

Por Yogiro Kejodo

Página 1

Estilo: blanco y negro, escala de grises.

<un hombre de lado, sentado en su cama acabado de despertar. Todo en la habitación está a la mitad: media mesita de noche, media cama, medio retrato sobre la mesita. Todo en la habitación está a la mitad. El hombre se ve un poco triste.

<páginas 2 y 3 es una doble página dinámica en acciones. En la página 2 el hombre está en su medio baño, sigue de lado, con el cepillo de dientes en la mano, que le falta la mitad donde está la brocha y en la otra mano el medio vaso, donde el agua no puede ser retenida.  Página 3, muestra al hombre frente al medio espejo, su lado izquierdo falta (el del corazón).

<Páginas 4 y 5 mostrarán la secuencia del hombre saliendo de su casa al mundo.

En la página 4 la media puerta de la casa está abierta y, desde la perspectiva del hombre, se ve el medio mundo donde vive. En la página 5 otra vez se muestra al hombre de perfil caminando entre un gentío, también de perfil, de gente que van a su trabajo por la mañana. Algunos les falta su mitad de abajo o de arriba, a algunos un brazo, o pasean la mitad de sus perros. En el cielo se ve la mitad del sol y las mitades de nubes. Todos van en su rutina, pero el hombre está mirando hacia atrás, es el único que está mirando hacia atrás, como si fuera el único que se da cuenta de que todo está a la mitad.

<páginas 6 y 7. Pág. 6: El medio hombre está parado, de espaldas a un gran medio edificio de oficinas ejecutivas. Hay un bella media fuente y muchos medios bancos. Curiosamente, hay palomas enteras en el piso picoteando semillas. El edificio tiene un gran letrero con el medio nombre de la empresa. Por los costados del edificio se ven subir, como un chorro de agua antigravitatorio, Cintas de papel, data, ejecutivos, como si de cada piso se saliera lo que produce la empresa. Un gran reloj digital da la media hora.

Página 7:  El hombre está en su medio cubículo tratando de sentarse en su media silla de oficina con brazos (un brazo en este caso, pero la parte de la media silla que falta no se corresponde con la mitad que le falta a él, por lo que tiene que  sentarse incómodo, con el espaldar en la pecho. Cuando trata de poner la contraseña de su media computadora, se da cuenta que le faltan las letras de la mitad del teclado. Por lo que se queda sentado en la silla sin hacer nada (se puede mostrar una secuencia de las diversas formas en que el hombre trata de sentarse en la silla y las posiciones incómodas que logra.

<Páginas 8 y 9: El hombre está tomando su tiempo de almuerzo en un parque. Está sentado en un medio banco observando a las palomas (enteras) les está dado el pan de su medio sándwich. En el camino, hay un cartero montado en una bicicleta a la que le falta la mitad de cada goma, como si estuviera enterrada en el asfalto, el cartero actúa como si ni se diera cuenta y como si avanzara… el cartero puede tener una bufanda o algo que se vea batida por el viento, que dé sensación de movimiento. EN GENERAL, todas las cosas, aunque se vean a la mitad, deben dar la sensación de que funcionan como si estuvieran completas (solo el hombre las ve de esa manera). De lejos se ve a un hombre que parece ser amigo de nuestro hombre, parece como si lo estuviera llamando, mientras avanza hacia él.

Página 9. Otro hombre bastante parecido al hombre está frente al él, y cuando se tratan de dar la mano, pues no coinciden porque al hombre le fata la parte derecha del cuerpo, no la izquierda, se tratan de abrazar, pero algo les incomoda, finalmente, se sientan uno al lado del otro, el plano es de frente y las mitades derecha e izquierda de ambos hombres forman un hombre completo. Pero es muy difícil hablarse y mirarse de esa forma y al fin y al cabo son dos personas distintas, por lo que nuestro hombre, un poco triste y desilusionado, se levanta y se marcha. El otro hombre se queda parado, en la distancia, con los brazos puesto como cuando alguien dice, ¡Vamos, no te marches! El hombre está completo, a espaldas de nuestro hombre.

<Páginas 10 y 11: El hombre está en una reunión en una sala de conferencias donde hay una gran pantalla sobre la que se proyecta una media gráfica de progresión de ventas… al borde derecho de la gráfica, que es de años contra ganancias, la línea de progresión baja a lo largo de la línea de corte vertical de la media imagen, apuntando completamente hacia abajo… y la fecha en ese punto es 28 de febrero 2014. Como si en esa fecha todo se hubiera malogrado.. Las personas de la junta miran a nuestro medio hombre, coléricos, y el jefe supremo apunta hacia la gráfica y señala con su dedo y con una actitud muy enojada a nuestro hombre. Nuestro hombre mira hacia la gráfica, apenado.

<páginas 12 y 13. A nuestro hombre lo han despedido y lleva todas sus pertenencias en una media caja de la que se le caen sus medias cosas mientras camina hacia la puerta. Las personas están ensimismadas en sus trabajos en los cubículos, algunos han salido a despedirlo, otros no, muchos se ven sentados mal en sus sillas (como mismo le ocurrió a nuestro hombre) Aquí el ilustrador puede hacer una vista aérea de los cubículos y poner a personas en disímiles situaciones locas debido a que les falta una mitad… pero también puede poner a algunos empleados, los que se ven lejos de donde trabaja el hombre, que están completos y trabajan normalmente… se debe dar a entender que solo las personas que están en el campo visual de nuestro hombre son las que están a la mitad y que las cosas y personas fuera de su campo visual están completas.

<páginas 14 y 15. Nuestro hombre para un medio taxi.  Página 14: Como la mitad del taxi que falta es la izquierda también, el hombre siente terror de caerse y se agarra aparatosamente. Trata de hablar con el taxista, de mirarlo, de decirle que pare, pero de pronto se da cuenta de que la parte que le falta al taxi es la mitad donde va el chofer…  Página15: Vista aérea de la ciudad, el hombre ha sacado su cuerpo por la ventanilla del taxi para estar más seguro… ya los autos tienen las luces prendidas, cae la tarde… la ciudad está intacta a espaldas del hombre, todo está entero… y está a medias, todo a medias, frente al hombre, frente al taxi…

<p. 16 y 17. Finalmente el hombre llega a su casa, está frente a ella, a su media casa, con su media puerta. Su medio jardín con su media verjita y lo sale a recibir el medio perro de su medio vecino, el perro se ve amenazante, como si quisiera atacarlo. P.17 Se ve al hombre entrando a su casa, el perro trata en vano de morderle la pierna de la mitad que le falta.

<p. 18 y 19. El hombre sentado en su sala, frente a un televisor, de perfil, la sala está a medias, todos los objetos… en la ventana se ven dos palomas enteras, como mirando hacia adentro. El hombre tiene un contenedor de sopa de esas que se venden en el supermercado para calentarla, la sopa se está yendo hacia arriba, como mismo pasaba en el edificio de su oficina, el hombre mira hacia la Tele sin prestar atención. En el piso se ven medios juguetes, cosas que pudieran pertenecer a un niño, esparcidas por la habitación.. también se ven cosas pertenecientes a una mujer puestas en lugares habituales (una media bolsa en una silla, una chal en el sofá, detalles que denoten que en esa casa vivían una mujer y un niño. En la pared hay lo que parece un cuadro tapado con un paño oscuro… se ve entero. En cada parte de la casa, desde el principio de la historia, deben verse estos cuadros, de distintos tamaños, en lugares como su cubículo, paredes de la casa, etc, que parecen estar completos.

<p 20 y 21. Página 20… El hombre está sentado una vez más en su cama, de perfil. Sus cosas de la oficina están en la media caja, puestas al lado de la cama. El hombre se ha inclinado hacia la mesita de noche, de donde ha sacado un portarretratos entero, pero a la vez, su cabeza está girada hacia la ventana del cuarto, que por primera vez se ve a la izquierda de la cama en un plano más amplio. Hay una media taza de algo que parece leche tibia en la mesita de noche, la leche, por supuesto, está derramada sobre un medio periódico. En la ventana, las palomas parecen picar el cristal.  Página  21. La ventana está abierta, el hombre ha espantado las palomas usando el portarretratos como arma. Se muestra el medio mundo en la noche, la media ciudad, la media luna,)

<p. 22 y 23. El hombre está otra vez en su habitación, ha dejado abierta la ventana por donde se ve que entra la brisa. Inesperadamente, ha sonado el teléfono y lo ha respondido Parece sorprendido y con cara muy feliz… y se puede ver que la sombra que proyecta es una sombra completa, con la sombra de la parte izquierda menos oscura, como si estuviera comenzando a surgir. página .23 El hombre ha organizado toda la casa, todas las cosas que están por el piso y los desórdenes ahora están recogidos. Algunas cosas, que antes aparecían solo sus mitades en partes diferentes de la casa ahora se ve que han sido pegadas enteras, pero se puede ver las líneas de separación casi imperceptibles por las que están unidas, algunas con goma de pegar, otras por visibles esparadrapo o scotch tape. El hombre ha puesto una cadeneta de papeles y globos de colores para darle a la habitación un toque alegre, ha puesto globos, está inflando un globo. <añadir otras ideas inteligentes y cómicas que complementen la escena>

 

© 2017, . Opinions set out in this post are those of the author(s) and do not necessarily reflect the official opinion of Suburbano Ediciones.

Compartir
Artículo anteriorIrma Almodóvar
Artículo siguienteLa derrota de lo real
Andrés Pi Andreu

Andrés Pi Andreu

La Habana, Cuba, 1969. Escritor, traductor y editor cubano americano. Radica en Miami. Su familia proviene de una larga tradición de escritores y editores de literatura infantil. En 2010 fundó la editorial Linkgua USA, con el fin de representar, publicar y promover la literatura en español de autores latinoamericanos. Tiene Premios tan reconocidos como el White Ravens, 2013, el Premio Planeta Infantil, Apel les Mestres 2009, la Medalla de Oro de los Florida Book Awards, 2015, el Premio Edad de Oro 2000 y 2002, el Premio de la Crítica al mejor libro del año (La Rosa Blanca 2004). Es autor de más de 200 libros publicados que se han traducido a 12 idiomas.
Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...