Entrevista a Pedro Novoa, un cazador de espejismos


Luis Cangalaya Sevillano

pedro novoa 

Cacería de espejismos de Pedro Novoa es una colección de cuentos que aborda la temática de la irrealidad. Ese mundo paralelo que estando tan cerca, parece tan lejano, esquivo e infame de lo que en realidad es. Signados por destinos contradictorios y frustrantes, la cacería de cada protagonista es con la verdad inconveniente, con esa existencia impostada que el día a día impone como el peor, como el más salvaje de los monstruos. Por eso acuden al invento delirante, a la sinrazón autoimpuesta, a la instintiva respuesta de salvar la vida, o por lo menos el cuerpo, así se pierda el alma o el espíritu en ello.  La cotidianeidad se destaja, se crispa, se afantasma. Los cazadores se descubren cazados por su propio delirio, por esa  ficción envolvente y lacerante que los reduce a guiñapos humanos ante sus sueños. Combinando la Fantasía, la Ciencia Ficción y el Realismo urbano, Novoa es uno de los escritores peruanos avalados por el Nobel Mario Vargas Llosa, quien al entregarle el Premio Internacional de Novela Corta que lleva su nombre le dijera “Bienvenido a la literatura como forma de vida.”  Precisamente esta apuesta por la ficción y no por su espectro real resulta ser el secreto mensaje de cada cacería de espejismos que se libra en estas páginas de locura, ardor y aventura.

¿Por qué el título?

Porque, de alguna manera, los protagonistas buscan algo que suponen verdad en cada cuento o relato y luego descubren que es solo espejismo. Un espejismo que paradójicamente es real, concreto, parte de una realidad que no niegan, sino cuestionan o embaucan.

¿Tú podrías ser también un cazador de espejismos?

De hecho, a lo largo de toda mi vida me he sentido casi como un Segismundo contemporáneo, alguien que busca algo que no sabe si es realidad o sueño. Ser escritor es, creo, un cazador constante de esos anhelos, alguien que se empecina en atrapar lo inasible, lo imposible, sabiendo que quizá nunca llegue a lograrlo. Pero que el solo hecho de intentarlo, de consagrar su existencia plena en ello, lo redime de la derrota última, y le da cierto heroísmo vital, cierta epopeya de mártir de sí mismo.

¿Por qué alguien tendría que leer tu Cacería de espejismos?

Porque quizá quieran involucrarse secretamente en cada cacería, con esa impunidad que conceden las letras. Porque quizá busquen lo mismo que cada protagonista, porque quizá solo quiera confundir los sueños con la realidad, o al revés, porque quizá estén convencidos que ingresar a un mundo ficticio y vivir sus historias intestinas, es de alguna manera vivirlas.

¿Qué te llevó a escribir?

Lo que suele llevar a los suicidas a la muerte, o a los orates a las grandes hazañas: la desesperación. Escribir es una especie de condena paradójica, una maldición que me salva. Siento que entro a un infierno autoimpuesto, donde sé que arderé, pero arderé feliz.

¿Qué te mueve a elegir un tema? ¿Vivencias o fantasías?

En definitiva vivencias, soy más vital que intelectual, más visceral que reflexivo. Pretendo impactar, conmover, que el tema elegido sea una patada al mentón, una cuchillada directamente al pecho. Es eso, o no es nada.

¿Hay rutinas a la hora de escribir?

Escribo donde sea y como sea, pero si de elegir se trata: prefiero la noche que el día, la ebriedad ligera a la sobriedad estéril. Además nunca suelo escribir con el estómago vacío, al corazón se le puede engañar con literatura, al estómago, no.

¿Escribir te es fácil?

Ningún placer medianamente decente lo es. Escribir implica un esfuerzo, un rigor. No creo en los silvestres, en los improvisados. La espontaneidad literaria es solo un ejercicio de vanidad, una pose del caótico. El que alguien diga que no tiene imposiciones ni ataduras, me suena a cuento. Hay gente que detesta el oficio y prefiere la comodidad del mito.

Tus cuentos remiten a Kafka, por momentos a Borges, a Céline, Vargas Llosa, pero también a Bradbury y a Asimov ¿Cómo haces convivir estilos tan disímiles en tu última obra?

Creo que por una simple necesidad. Hay cuentos que dentro del esquema fantástico –en su sentido más general– abordan temáticas urbanas quizá un poco a lo Cortázar, y a J.B Adolph. Creo también que son los mismos cuentos que adoptan autonomías sublevantes para definir de alguna forma su estilo, su peculiar temple en la ficción.

¿Veo que la mayoría de los cuentos que has recopilado vienen con menciones y premios tanto nacionales como extranjeros?

Sí, en efecto, este libro lo vine planeando hace mucho tiempo. Recogen varios cuentos míos premiados en diferentes concursos tanto nacionales y extranjeros y me pareció que ya era tiempo de estar reunidos en un solo ejemplar.

¿Estás lanzando primero la versión digital con Sub-Urbano Ediciones, harás la versión en físico? ¿Estará a tiempo para la FIL de Lima?

Sí, ha sido una experiencia distinta, creo que es válida la versión digital como plataforma alternativa de difusión y lectura de libros. Sin embargo, es cierto también que debe tener un correlato físico, que de alguna manera exprese la convivencia de ambos formatos. Estoy en conversaciones con dos editoriales interesadas en la publicación de Cacería de espejismos, si llegamos a buen puerto, espero estar para la FIL de Lima, de hecho.

Finalmente, ¿qué les recomendarías a los jóvenes que ven la posibilidad de publicar en digital antes que en físico? ¿Crees que es una manera revolucionaria de traer abajo las editoriales encumbradas?

Les diría con mucho afecto que se empecinen, que crean en ellos lo más férreamente posibles y que cuando vean que ya es tiempo de publicar, hacerlo. No creo en oponer lo digital con lo físico, creo que ambos podrían complementarse. No veo un complot contra las editoriales encumbradas, sino una democratización de las oportunidades editoriales, nada más.

Ordena Cacería de espejismos desde la imagen

cover

© 2013 – 2014, . Opinions set out in this post are those of the author(s) and do not necessarily reflect the official opinion of Suburbano Ediciones.

Compartir
Artículo anteriorUNAS BESTIAS MUY HUMANAS
Artículo siguienteHaus Der Wannsee-Konferenz
Luis Miguel Cangalaya

Luis Miguel Cangalaya

Lima, 1983. Escritor, educador y actual doctorando en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Fue premiado con el 1.° puesto en el concurso literario Cuenta Lima, organizado por la Municipalidad Metropolitana de Lima (2016). Asimismo, obtuvo el 1.° puesto de la categoría cuento en los Juegos Florales de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (2015). Además, fue ganador del 1.° puesto en cuento y en ensayo en los Juegos Florales de la Universidad César Vallejo (2013). Es redactor en la Revista Cultural Suburbano de Miami y en otros medios escritos nacionales e internacionales. Del mismo modo, se desempeñó como redactor en la editorial San Marcos. Es coautor de diversos textos universitarios en la especialidad de lengua y literatura. Actualmente es catedrático en el área de Letras y Humanidades en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) y en la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL).

Loading Facebook Comments ...

7 Comentarios

  1. es injusto lo que ha hecho ese periodista copiar su articulo y sobre todo ponrlo como si fuera de el, deberia de rectificarse por etica profesional.Pero usted es la esencia de su trabajo, más no otro que lo quiere copiar.

Comments are closed.

Loading Disqus Comments ...