El lugar del cuerpo: Rodrigo Hasbún

Editorial: Alfaguara

Pgs: 126

  • Al autor de esta novela, Rodrigo Hasbún, ya no es necesario presentarlo en las parcelas suburbánicas. Lo hemos tenido como escritor invitado en nuestra sección ‘Entrevistas’ y también hemos comentado su libro de cuentos Los días más felices. Esta vez leímos su primera novela: El lugar del cuerpo. Se trata de una historia que empieza por el final, en la que Elena —una mujer difícil como consecuencia de una infancia turbulenta, marcada por los abusos sexuales que cometía su hermano con ella y por su pertenencia a la absurda “oligarquía” de una sociedad anacrónica— hace un recuento de su vida. Revivirá así las noches en que, de niña, su hermano se le metía a la cama y la tocaba, y recordará también aquella vida que más adelante llevó lejos de su país, en una sociedad moderna, sin prejuicios, donde pasaba las horas ideando distintas formas de quitarse la vida, donde era anónima y libre, pero libre de miradas, no de su pasado.

Conocemos ya el estilo de Rodrigo Hasbún: es un escritor que penetra en la intimidad de sus personajes, que cuestiona sus temores, traumas y sentimientos y los deja vuelnerados ante el lector. El lugar del cuerpo es, pues, una novela que escarba en el dolor de Elena desde sus orígenes y nos enfrenta a una mujer lastimada y miserable. Con una prosa sobria y poética, el autor nos involucra en los conflictos de Elena, y así, desde una perspectiva bastante sutil, nos hace encarar aquellas verdades que, muchas veces, nos tocan en lo personal, aunque muchas veces también les demos la espalda:

“Los hermanos y las madres y los padres deberían desaparecer, perderse, no decir nunca nada. Hay que odiarlos, detestar todo lo que han hecho, intentar destruirlo”.

“¿El mundo embellece en los ojos del moribundo? ¿El mundo adquiere un brillo inusual antes de desaparecer?”.

Lo que no nos convence de El lugar del cuerpo es lo predecibles que se nos hacen algunas conductas de Elena. Teniendo en cuenta, sobre todo, que desde un principio sabemos el destino de ese personaje, no nos sorprenderá que, por ejemplo, cambie de hombres como quien cambia de medias, que se valore poco en la cama y que no tenga del todo clara su inclinación sexual. Sabemos, sí, que este suele ser el cuadro de conducta de personas como Elena, pero también creemos que en la literatura hay que buscar dar esas vueltas de tuerca que marcan la diferencia entre las “historias” y las “grandes historias”, más aun si buena parte de la trama se va a sostener en estos puntos.

Sin duda, El lugar del cuerpo es una novela que reúne los componentes para calificarla como de buena: es arriesgada —Hasbún la escribió a los veintitrés años—, transmite una carga emocional fuerte y tiene una prosa precisa y poética. Pero también es cierto que, con un par de ajustes, hubiese podido ser una obra mejor lograda.

© 2012, . Opinions set out in this post are those of the author(s) and do not necessarily reflect the official opinion of Suburbano Ediciones.

Compartir
Artículo anteriorBanco Santander
Artículo siguienteSavages
Pedro Medina León

Pedro Medina León

(Perú, 1977) es autor de los libros Streets de Miami, Mañana no te veré en Miami y Lado B y editor de las antologías Viaje One Way y Miami (Un)plugged. Es además editor y director del portal cultural y sello editorial Suburbano Ediciones. Como gestor cultural ha sido co-creador del programa literario Escribe Aquí, que fue galardonado con una beca Knight Arts Challenge por la Knight Foundation Center y ha realizado los eventos Cuál es el futuro de la Literatura Latinoamericana en Estados Unidos, Books & Books (2012 – 2013); el programa Miami Literario: encuentros de narradores locales, Books & Books (2014); entre otros. También es columnista colaborador en El Nuevo Herald y ha impartido cursos de técnica narrativa entre los años 2013 y 2015 en el Koubek Center de Miami Dade College. Estudió Literatura (Florida International University) con una especialización en Sociología y en su país Derecho y Ciencias Políticas (Universidad de Lima).