El año logrado

Ha sido un año duro, pero no ha sido un año malo. Leo estos días Ensayo sobre el día logrado, de Peter Handke, que me regaló David C. Williams el día que quedamos a comer en un restaurante de menú más que decente en la plaza de Canalejas. Antes, pasó una cosa de esas de los noventa; él sin móvil, yo sin el nombre concreto del restaurante, estuvimos un cuarto de hora esperándonos en lugares dispares. Como en una novela de Auster, creí dar con él en un momento dado, cuando me miré al espejo en el restaurante que no era. Es lo que pasa por trabar amistad con alguien con trazas de alter ego.

Leo ese libro a ratos, o microrratos, y con el hemisferio derecho, porque al izquierdo le he dado unas merecidas vacaciones. Lo mal-leo, vamos, pero creo haber captado algo de la esencia del mensaje, la del día logrado, ese día que es una mezcla de conquistas de la belleza inasible, pero también de una conquista de un tipo superior, un cierto escollo que hemos vencido y que, ahhh, al terminar el día paladeamos victoriosos, quizá con una cerveza doble malta en la mano, que amplifica aún más el placer de sentirnos vivos y libres.

Ha sido un año duro, pero no ha sido un año malo. Es malo sufrir, pero es bueno haber sufrido, decía alguien. Del 1 de enero al 30 de abril del año que termina, mi existencia, o una parte de ella, al menos, quedó fijada en un diario íntimo que, si la editora no se echa para atrás, que no creo, verá la luz en primavera de 2013. Escribir es vivir dos veces. O varias más. Escribirse es detenerse a mirar la vida, el día logrado, el año ¿logrado?

¿Ha sido este un año logrado, según el librito de Handke?

Ha habido belleza, ha habido logros.

La respuesta es sí.

© 2012, Eduardo Laporte. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorSub-Urbano y Books & Books organizan tertulia literaria: ¿Cúal es el futuro de la literatura latinoamericana en los EEUU?
Artículo siguienteLos pasos perdidos: Alejo Carpentier
Eduardo Laporte

Eduardo Laporte

Eduardo Laporte: Licenciado en Comunicación Audiovisual (Universidad De Navarra) , Máster en Periodismo Multimedia (El Correo/UPV) y Diploma de Estudios Avanzados en 'La lengua y la literatura en relación con los medios de comunicación' . Colaborador habitual en la prensa cultural, como el suplemento 'Territorios' de 'El Correo de Bilbao', y el resto de cabeceras del grupo Vocento. Crítico literario para la web 'Ojos de Papel' y, desde 2012, para la revista cultural, decana en su género, 'El Ciervo'. Autor del blog 'El náuGrafo digital' que, con pequeñas variaciones en el título, se actualiza desde octubre de 2004. Es el padre del arrealismo. Publicaciones: 'postales del náufrago digital' (Prames, 2008) 'Luz de noviembre, por la tarde' (Demipage, 2011):