De Stephen y Alice: la mente vs el cuerpo

Stephen y Alice 2Mientras estaba en el cine observando a Julianne Moore consumirse de a poquitos a través de su personaje Alice, una enferma de Alzheimer diagnosticada a los cuarenta años, no pude evitar remitirme a la película “The Theory of Everything” en la que, al igual que Alice, Stephen Hawking es diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica a la edad de 21 años. La diferencia entre Alice y Stephen es que Alice es consumida por una enfermedad que a primera instancia ataca tu mente, tus recuerdos, tu vida. Toda la historia que ella construyó a través de sus cuarenta años se va diluyendo entre olvidos y preguntas repetitivas. Con la consigna de vivir solo el presente Alice enfrenta una enfermedad que hace que se olvide exactamente eso, el vivir.

Por su parte, en “The Theory of Everything” Stephen Hawking tiene su mente y su racionamiento total y absolutamente intacto, su mente está a mil mientras que su cuerpo se va consumiendo de a pocos, primero sus pasos, después sus abrazos y al último y más trágico, su habla. Es una mente encerrada en un cuerpo inapropiado, en un cuerpo que no va con él ni con su esencia. Me pregunto qué preferiría ¿padecer una vida sin recuerdos, perdiendo mis facultades básicas mentales mientras que mi cuerpo se mantiene intacto? ó ¿mantenerme con mi historia, mis razonamientos mientras que mi cuerpo se consume progresivamente?. ¿La capacidad de creación vs la necesidad de conservación?

(…)

La trama de “Still Alice” se enfoca, especialmente, en el proceso de la protagonista a través del Alzheimer, sus dudas, miedos y cada uno de los síntomas que con el pasar de los días se van acentuando más y más. “The art of losing” lo llama ella a esa consigna que ha sido forzada a seguir desde que la diagnosticaron. El arte de perder incluso su propia esencia, su “old self being”, es un arte que amerita mucha inteligencia y la cuota inevitable de olvido. Ese olvido que llega aunque Alice no lo desee y aunque su “old selg being” no lo acepte. La gran diferencia entre Alice y Stephen es que éste, a pesar de que su cuerpo es su gran obstáculo, su “Self being” se hizo más grande y fuerte a partir y, me atrevo a afirmar, gracias a su enfermedad, aquella enfermedad que lo impulsó a refugiarse aún más en esa mente que no lo dejaba, como un último salvavidas en un naufragio inminente. Alice, sin embargo, entró en la vorágine del descontrol inevitable, su mente, su soporte y su nuevo yo descubierto a partir del Alzheimer fueron su principales enemigos. La hicieron sentirse más confundida sin capacidad de controlar absolutamente.Stephen y Alice

Si tomamos en cuenta tanto Alice como Stephen gozan del apoyo de sus familiares y de sus amigos. Por el lado de Alice, cuenta con el apoyo de su esposo y sus tres hijos y por el lado de Stephen cuenta con Jane, sin embargo, creo que Alice es la que se queda absolutamente sola, absorbida por sus pensamientos dementes, olvidándolo todo, incapaz de apreciar y recogerse en ese soporte que nunca la dejó sola. Stephen nunca se pierde y es capaz de afirmar que “while there is life, there is hope” mientras que para Alice la esperanza ha sido olvidada.

 

© 2015, Jessica Mercado. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorStill Alice
Artículo siguiente8 de marzo
Jessica Mercado

Jessica Mercado

Nació en Lima. Periodista y Abogada.  Descubrió el periodismo y lo convirtió en un amor inconstante. Estudió Derecho en la Universidad Católica del Perú y  un Master en Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid. Conduce y produce un programa de radio web de música beatlera en Beatlesperu.com. Ha escrito reseñas de libros y entrevistas para revistas digitales y diarios de México y España. Tiene un blog sobre sus tres personalidades jeccajessjessica.blogspot.com y un blog sobre música y cine desoundtracksypelis.com. Le   gusta viajar, las tazas de café, lo días lluviosos y las buenas conversas.

Twitter: @jessmercadom