#Clones: Pégale al clon

Pocas bandas presentan un reto tan grande a la hora de clonarlas que los Ramones. En su sencillez radica la magnitud del desafío. ¿Más instrumentos, más minutos, más estrofas? No. Cualquier cosa aleja al clon de esa manera única en que las canciones de los Ramones te golpean con un bate en la cabeza.

Sonic Youth se caracterizada por sus experimentos con estridencias y ritmos sincopados. En la que fue quizás su etapa más creativa abrieron un EP con Beat on the Brat y aunque el primer acorde parece decirnos que lo que viene será la marca de fábrica de los Youth, de inmediato pasa a ser marca Ramone cien por cien. Ni los más experimentales ven necesidad en experimentar con los Ramone.

Pocas veces Bono, él siempre tan trascendente, tan causa de interés social, ha cantado una estrofa como “pégale al mocoso con el bate de béisbol”. Por eso creo intentó darle un tono socarrón a su interpretación en el clon de U2 de Beat on the Brat. Es como si Bono estuviera cantando disfrazado como el diablito aquel del Zoo Tour, mientras un niño malcriado lo importuna en uno de sus múltiples compromisos de activista.

Los Eagles of Death Metal hicieron un buen clon de Beat on the Brat, mucho antes de volverse tristemente célebres por el ataque terrorista en la sala Bataclan de París. En su versión el ritmo es un poco más sosegado, como si la pregunta de qué se puede hacer con un mocoso así en la espalda fuera hecha con cierta impotencia.  

 

 

© 2018, Luis A. Ordoñez. All rights reserved.

Compartir
Artículo anterior#LaBola: Pelota
Artículo siguiente#Lasticön | Uno > Tigre Random
Luis A. Ordoñez

Luis A. Ordoñez

Luis Alejandro Ordóñez es venezolano y reside en Estados Unidos desde 2008. De profesión politólogo, en Estados Unidos se ha desempeñado como editor, redactor de medios, corrector de estilo, traductor y profesor de español, además de a su carrera literaria. En 2015 publicó el libro de relatos Play y en 2014 ganó el II premio literario en español de la Universidad NorthEastern por el cuento Doble negación. Con Bibliotecario ganó el Concurso de Microrrelatos Severo Ochoa de la biblioteca del Instituto Cervantes de Chicago, y fue finalista del I Concurso de Microrrelatos para Twitter @1cmct gracias al texto Turno. Su micronovela experimental Gatubellísima ha sido reseñada en diversas oportunidades como pionera de la narración vía Twitter y redes sociales.
Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...