Almost Famous: una oda al rock clásico de los 60’s y 70’s

Jessica Mercado

AFDescubrí “Almost Famous” mucho tiempo después de su estreno y mucho tiempo después que, irónicamente, se hiciera famosa. Para cuando la vi ya había ganado el Oscar al mejor guión, el Golden Globe por Best Picture y por mejor actriz de reparto (Kate Hudson). En la época en que la vi estaba alejada del mundo de la música, había perdido aquella pasión nacida desde pequeña y olvidada por los estudios, los deberes, las responsabilidades y las fiestas. Hasta que una noche, esa pasión fue despertada de nuevo, fue motivada una vez más.

Se puede decir que “Almost Famous” es una oda al rock clásico de los 60s y 70s, a sus principales representantes y, en realidad, a la vida y sociedad de esa época, aquella sociedad en la que los hippies y el “flower power” movían muchedumbres, en las que las frases “it’s all happening”  funcionaban a la perfección. Sin embargo, si bien “Almost Famous” es una película en la que la buena música predomina, se perfecciona en cada escena y se expresa en su máximo esplendor, no por ello se sacrifica la historia complementándose con un guión que no se pierde en la espectacular música a quien acompaña.

Aquí cabe precisar un punto en particular, si bien en muchas películas es la música la que complementa al guión, a la escena, a la historia, en este caso sucede lo contrario pues es el guión el que se tiene que adaptar a la música y es la música la que actúa muchas veces en reemplazo de los personajes, la que genera reacciones, la que motiva, la que te cuenta tu futuro, la que pide perdón, la que enamora, la que pide permiso, la que convence, la que eleva declaraciones, la que protesta en armonía.

Todo melómano en algún momento deseó ser William Miller(Patrick Fugit), aquel quinceañero que emprende un viaje acompañando a una banda de rock llamada “Stillwater” con la sola finalidad de escribir un reportaje para  la revista Rolling Stone, aquel quinceañero que termina enamorándose por primera vez en su vida y descubriendo, aún más, de qué trataba su vocación, aquella pasión nacida desde pequeño que lo acompañaría, tan igual como esa aventura, durante toda su vida.

Aquí las escenas.

Escena 1:  “You will see your future”//The Who.-

La escena comienza con un, aún, infantil William observando y acariciando cada portada de cada uno de los discos que su hermana Anita (Zooey Deschanel) le ha heredado. Si bien la escena comienza con la canción “América” de Simon & Garfunkel (otra joya del soundtrack), el momento crucial de la misma es cuando William encuentra el álbum Tommy de “The Who” acompañado de un último mensaje de su hermana quien le dice que será con ese álbum con el cual verá su futuro. La canción “Sparks” comienza a sonar en la oscuridad de la escena, las imágenes se contraponen, se diluyen, el tiempo pasa.

Ciertamente, para William los años transcurrirán acompañados de aquella canción que marcará el inicio, el descubrimiento de su pasión, de su vocación, la melomanía nace así, de pronto, con una sola canción, con un grupo en particular que hace que tu pasión se desate y te seduzca año tras año, que, de alguna forma, veas tu futuro y tal vez te atrevas a construirlo. Tal como dice Lester Bangs el controvertido y famoso crítico de música “music, true music, chooses you” y a William lo eligió“The Who” con su canción “Sparks”, gracias a “The Who”, William no solo vio su futuro sino que se atrevió a construirlo.

Todos los amantes de la música tenemos un alguien, esa persona en particular que nos introduce en el mundo de la música, puede ser un padre, un tío o quizás un novio quien propicia ese encuentro mágico en el que sabes, tal vez, inconscientemente que la música será parte de ti para toda tu vida. Para William fue su hermana Anita quien despierta en él esa pasión desmesurada, incontrolable por saber todo de la música, por retratar cada instante de su vida con un soundtrack diferente. ¿Qué hubiera sido de William si no hubiera recibido aquel regalo que vaticinaría su futuro?

httpv://youtu.be/tiwYRwyEXCs

Escena 2: The answer is no // Led Zepellin.- (Deleted Scene) 

Es una pena que esta escena haya sido editada de la versión original de la película. No obstante, amerita su inclusión como una de las mejores escenas de la misma.

William Miller, adolescente y aspirante a periodista, ha sido escogido por la revista Rolling Stone para acompañar y escribir, durante su gira por Estados Unidos,  sobre la banda de rock “Stillwater”. No obstante, antes de emprender su viaje deberá enfrentar a su madre y su consabido prejuicio que tiene sobre el rock.

Para Elaine Miller, interpretada espectacularmente por Frances McDormand, el rock solo es drogas y sexo, nada más. William, respaldado por su profesora, su consejera estudiantil y lo que, al parecer, sería su único amigo, pretenderá demostrar, ante su madre, que el rock es una creación motivada por altos estándares intelectuales con reminiscencias a la literatura universal.

A continuación, comienza la canción “Stairway to heaven” canción compuesta por Jimmy Page y Robert Plant y es ahí cuando realmente comienza la escena. Con una duración de,aproximadamente, 9:00 min durante, esta escena es una muestra fehaciente del poder que tiene la música, de la intención que tiene “Stairway to heaven” a través de la misma, el poder de convencimiento que una buena canción puede tener en la mente y en el corazón de aquellos que la escuchan. Muchas veces utilizamos una canción que pueda describir lo que sentimos o lo que queremos decir y para William es “Stairway to Heaven” la canción exacta y precisa para decirle a su madre “Déjame ir”, es su instrumento para pedir permiso, su licencia para volar.

La reacciones que ocasiona esta canción sobre Eliane Miller son finamente retratadas en la escena, con toques cómicos interpretados por cada uno de los personajes hacen que en esa única escena sobren las palabras siendo el único protagonista el genio motivador de Robert Plant.

A continuación, la escena:

httpv://youtu.be/Ra9YR1ze0w0

Escena 3: You are home//Elton John.-


Rusell Hammond (Billy Crudup) el “lead singer” de Stillwater acaba de tener una noche para no recordar. Ha peleado con todos los integrantes de  su banda, quienes le han expresado su incorformidad por como lleva la misma, y se ha pasado la noche tomando ácido proclamándose un dios de oro en la casa de uno de sus fans. Efectivamente, es una noche para no recordar.

La escena comienza con la canción “Tiny Dancer” de Elton John sonando, los integrantes de Stillwater no hablan, un ambiente de enfado y tensión se siente en el bus,  decepción, reclamo y amargura  se muestra en cada una de las caras de los integrantes de Stillwater y Rusell Hammond su “lead singer” se siente más solo que nunca. Solo el piano de “Tiny Dancer”  suena.

Muchas veces es una sola canción la que hace que el hielo se rompa, que el enfado se supere, que se pidan las disculpas respectivas. Eso sucede en la escena ya que sin pensarlo uno a uno  de los personajes entona a modo de cántico reconciliatorio la canción de Elton John, se cruzan las miradas, las sonrisas retornan, las voces se alzan. Una vez más, las palabras y los diálogos sobran, solo un intercambio es vital en esta escena aquél mediante el cual William Miller, aspirante a periodista, cae en la cuenta que su destino está en la ruta, que su hogar está ahí y sobretodo, cae en la cuenta que está comenzando a enamorarse de Penny Lane.

httpv://youtu.be/7Qn3tel9FWU

Escena 4: Wake up Penny!! //Stevie Wonder.-

Penny Lane y William Miller se encuentran solos en una habitación de un hotel lujoso en Nueva York, Penny Lane ha tomado una cantidad ingente de pastillas mientras que William le declara su amor incondicional a una casi inconsciente Penny.  De pronto, mientras  William cierra su declaración con un beso robado a la aletargada Penny, ambos son interrumpidos por un médico quien trata de reanimarla. Penny Lane es sometida a un lavado gástrico al instante. Al 1:23 min comienza la escena acompañada“My Cherie Amour” de Stevie Wonder.

Si bien la participación de esta canción en la escena es muy corta, ejemplifica de forma nítida cuan profundo es el amor de William hacia Penny, en el instante exacto en que Penny se encuentra más vulnerable, en que su vida corre peligro, en que ha dejado de ser esa figura inalcanzable y perfecta, William Miller se encuentra más enamorado que nunca de ella.  “My Cherie Amour” suena como un reflejo de lo que siente William,  es como si en ese preciso instante, en el que Penny es sometida a un lavado gástrico William Miller la ve más sexy que nunca, más divina que nunca y más suya que en cualquier momento de su vida.El amor muchas veces ve belleza en aquellas situaciones en que el resto percibe terror, fastidio e incluso asco.

httpv://youtu.be/792G9vjdpJU

“Almost Famous” es la película que todo melómano tiene que ver, la que hará que tu pasión por la música reviva, la que te recordará de forma directa y sin miramientos de tus viejos sueños y te retará a que construyas el futuro escuchando tus pasiones que alguna vez de niño te hicieron descubrir.

© 2013, Jessica Mercado. All rights reserved.

Compartir
Artículo anteriorLa cumbia y los rostros de la nueva Lima
Artículo siguienteUn coqueto Pinocchio en Ocean Drive
Jessica Mercado

Jessica Mercado

Nació en Lima. Periodista y Abogada.  Descubrió el periodismo y lo convirtió en un amor inconstante. Estudió Derecho en la Universidad Católica del Perú y  un Master en Periodismo en la Universidad Carlos III de Madrid. Conduce y produce un programa de radio web de música beatlera en Beatlesperu.com. Ha escrito reseñas de libros y entrevistas para revistas digitales y diarios de México y España. Tiene un blog sobre sus tres personalidades jeccajessjessica.blogspot.com y un blog sobre música y cine desoundtracksypelis.com. Le   gusta viajar, las tazas de café, lo días lluviosos y las buenas conversas.

Twitter: @jessmercadom